En un primer cuarto de goleo alto, dominó Quilmes aunque no lo pudo quebrar. Cuando el local se distanciaba, Peñarol siempre encontraba respuestas para mantenerse a tiro. Empezó mejor el “Cervecero” y se alejó 9-0, contestó el “Milrayitas” con un 7-0, luego los de Javier Bianchelli sacaron (23-15) con la mano caliente de Omar Cantón y cuatro triples de conjunto, pero llegó una última reacción del visitante que con un triple de Nicolás Lauría cerró abajo por cinco (20-25).
Peñarol empezó mejor pisado el segundo cuarto, y metió un parcial de 9-2 en 4 minutos para tomar la delantera (29-27). El mayor progreso lo hizo en defensa, controlando al rival con buen aporte de los relevos, ya que estaban en cancha Joaquín Valinotti, Lucas Gorosterrazú, Lauría y Alejandro Alloatti.
A falta de un minuto y medio tenía una buena ventaja (36-29), pero Quilmes se vino en el cierre aprovechado un quedo defensivo de Peñarol, que además en ofensiva lució apresurado, por eso logró cerrar a un doble (36-34) el segundo segmento, que fue para los de Gutiérrez por 19-11.
Un arranque de tercer cuarto encendido de Lucas Ortiz, que elevó en un ratito su cuenta anotadora a 21 puntos, le dio la delantera con claridad a Quilmes, que se alejó 57-45 en cinco minutos. Primero, al escolta, no pudo contenerlo Bruno Barovero y luego tampoco lo logró Lucas Arn.
Con los pibes se vino el “Milrayitas”. Primero, entre Juan Ignacio Marcos y Lucas Gorsterrazú después, se turnaron en la marca de Ortiz y lo detuvieron, por eso Peñarol pudo meter un 7-0 para descontar y acercarse (57-52), aunque no pudo concretar una mejor racha ya que volvió a apresurarse y equivocarse en ataque a pesar de contar con varias chances para seguir arrimándose. De todas maneras, una “bandejita” elegante de Joaquín Valinotti en la última acción lo dejó a 4 (59-55). Quilmes lo dio vuelta, pero Peñarol terminó mejor plantado.
Valinotti asumió la responsabilidad en el inicio del cuarto parcial y con un triple a la carrera y un libre empató el partido (61-61) con dos minutos de recorrido. Después, dos conversiones de simples por parte de Alloatti le dieron de nuevo la delantera a los de Gutiérrez (63-61).
El pibe de Las Rosas, con la confianza por las nubes, recuperó una pelota, metió el doble y sacó la falta, para confirmar su buen momento y adelantar a su equipo 68-63. De todas maneras, el “Cervecero” se pudo poner a 1 (68-67) con un 4-0, pero los pibes estaban decididos a adueñarse del cotejo y en las siguientes acciones lo demostraron: recupero y doble de Marcos, triple de “Juani” y corrida con bandeja posterior para Valinotti. Partido 77-69 con 3 y medio por jugar y “minuto” pedido por Bianchelli.
Después llegó un nuevo triple de Marcos y un doble de Lucas Gorosterrazú, con los jóvenes haciéndose cargo del cierre. Du´Vaughn Maxwell con dos libres, puso a su equipo arriba por ocho a falta de un minuto y medio (84-76).
Quilmes descontó para entrar al desenlace abajo por cuatro (80-84) y el que pidió “minuto” fue Gutiérrez, con 34 segundos en el reloj. Tres libres (dos de Valinotti y uno de Tintorelli), le dieron tranquilidad al visitante (80-87), y si bien Ortiz metió un triple con tablero para descontar, ya no había tiempo y el clásico se cerró con una conversión de Tintorelli desde media distancia.

SÍNTESIS

QUILMES 83: Luciano Tantos 8, Mateo Bolívar 4, Lucas Ortiz 26, Sebastián Morales 12 y Omar Cantón 18 (FI). Maximiliano Maciel 7, Eduardo Vasirani 2, Juan Esteban De la Fuente 2 y Víctor Fernández 4. Entrenador: Javier Bianchelli.

PEÑAROL 89: Juan Ignacio Marcos (x) 14, Bruno Barovero 11, Lucas Arn 8, Du´ Vaughn Maxwell 8 y Damián Tintorelli 14 (FI). Joaquín Valinotti 17, Alejandro Alloatti 8, Lucas Gorosterrazú 4, Nicolás Lauría 5, Juan Martín Fernández 0 y Tomás Monacchi 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

Parciales: 25-20; 36-39 y 59-55.
Árbitros: Alejandro Chiti, Leonardo Salazar y Sebastián Moncloba.
Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Crónica: Bernardo Rolón – Prensa Peñarol