Peñarol súper campeón

Peñarol de Mar del Plata logró salir campeón del Súper 8, y lo hizo anoche en su ciudad, tras vencer en la final a Atenas de Córdoba 74-67. Leonardo Gutiérrez fue el goleador del juego con 27 puntos y el MVP del torneo. Con el as de espadas del torneo, Leo Gutiérrez. Con el respaldo […]


Peñarol de Mar del Plata logró salir campeón del Súper 8, y lo hizo anoche en su ciudad, tras vencer en la final a Atenas de Córdoba 74-67. Leonardo Gutiérrez fue el goleador del juego con 27 puntos y el MVP del torneo.

Con el as de espadas del torneo, Leo Gutiérrez. Con el respaldo de un equipo sólido. Con los chicos que crecen y el fervor de sus hinchas. Con una defensa enorme. Con todo eso, Peñarol dominó el cotejo final y se lo terminó ganando a un Atenas durísimo por 74 a 67 para consagrarse campeón del Torneo Súper 8 Copa Ciudad de Mar del Plata de básquetbol. Y, por fin, después de un cuarto de siglo en la Liga, pudo dar su primera vuelta olímpica en casa, pudo festejar su primer título en condición de local.

Pareció cualquier partido de la serie final de la temporada anterior. Parejísimo. Defensivo. Controlado. Con pocos riesgos y asumidos por los jugadores más confiables. Sin pasajes de dominio acentuado.

El primer cuarto fue más equilibrado que el segundo. “Tato” Rodríguez, enfocado con el aro, anotó los siete primeros puntos de Peñarol, que manejó una leve diferencia a su favor, casi hasta el final del parcial. Pero Atenas respondió enseguida con lo que complicó Lo Grippo en la pintura y con el siempre explosivo primer paso de Laws cuando enfila hacia el aro. Cambiaron casi gol por gol y error por error. Y los cordobeses se llevaron el parcial por apenas un punto: 19-18.

El arranque del segundo fue muy bueno para Peñarol. “Tato” condujo con acierto y pudo ubicar un par de veces a Leiva para que lastimara en la pintura. Y Gutiérrez, con su clase, aplicó dos triples consecutivos para que su equipo consiguiera una luz máxima de ocho puntos (29-21) a falta de siete minutos y medio para el final del primer tiempo.

Sin embargo, Gutiérrez se sentó tres minutos a descansar y en esa secuencia Atenas aprovechó para limar casi toda la desventaja. Y cuando la figura de Peñarol regresó al partido, ya fue mucho mejor marcado.

De todos modos, la pulseada se volvió a equilibrar. Hacia abajo. El equipo local anotó sólo tres puntos en los últimos cuatro minutos y medio. A Atenas no le iba mucho mejor, pero no cometió los errores que sí cometió el equipo de Hernández en el minuto final y se fue al descanso 38 a 35 arriba.

Peñarol volvió muy mejorado al segundo tiempo. Otra vez con Gutiérrez en plan de gran figura. Pero mejor rodeado. Y con una defensa colectiva inmensa. El equipo marplatense lo hizo casi todo bien en el tercer parcial. Obligó al rival a atacar siempre incómodo y seleccionó bien los lanzamientos. Campazzo y Tato, cada uno a su turno, condujeron con criterio. El tiro exterior estuvo. Y Gutiérrez, en lugar de tirar de lejos, fue casi siempre a definir cerca del canasto cordobés.

Llegó a adquirir una ventaja de siete puntos (55-48) a falta de un minuto y medio y apenas ganó el parcial por dos (57-55) con un doble agónico de Gutiérrez. ¿Por qué? Porque tomó un par de malas decisiones ofensivas sobre el cierre. Pero, sobre todo, porque Atenas se sostuvo con tres triples increíbles, con marca encima, de Locatelli y Laws (2). Sólo por esos detalles los de Sergio Hernández no le pudieron sacar más jugo a su mejor momento del partido.

En consecuencia, al último cuarto, entraron otra vez muy parejos. Y pesó todo lo que había en juego. Pero a la ansiedad se la dominó con defensa. A una ofensiva no muy fluida se la suplió con carácter. Entonces, en un momento de incertidumbre, el equipo con su esfuerzo ?bancó? la parada.

Peñarol sólo anotó ocho puntos en ocho minutos y medio. Pero al minuto y medio final llegó con las mismas posibilidades que el rival. Igualados en 65, Gutiérrez clarificó un ataque para un triple de Mata que marcó el camino. La otra jugada decisiva fue el triple que falla Figueroa y su posterior quinta falta a Campazzo cuando restaban 23 segundos. El diminuto base anotó los dos tiros libres y la ventaja se estiró a cuatro puntos decisivos (71-67), que después se fue al 74-67 final con otros tres libres, los dos últimos de Gutiérrez, figura de la final, goleador del partido y del torneo y MVP del certamen. Un fenómeno.

Síntesis
Peñarol 74

S.Rodríguez 12, M.Jones 8, M.Mata 8, L.Gutiérrez 27 y M.Leiva 6 (FI); F.Campazzo 7, A.Diez 0, S.Vega 1 y A.Reinick 4. DT: Sergio Hernández.

Atenas 67
J.P.Figueroa 0 (x), A.Laws 18, J.M.Locatelli 15, D.Lo Grippo 17 y D.Kanté 4 (FI); C.Romero 8 (x), J.P.Cantero 3 y D.Osella 2. DT: Alejandro Lotterio.


Crónica: Diario La Capital
Fotos: Demián Schleider www.infoliga.com.ar